¿Qué son los antecedentes penales?

Los antecedentes penales son la documentación que se crea cuando una persona es condenada por un delito. Estos registros cubren todo tipo de delitos, incluyendo violaciones, infracciones, delitos menores, delitos graves y (para los estados que no tienen distinciones) crímenes. Los antecedentes penales incluyen información sobre la detención del individuo, las circunstancias que condujeron a la detención, información sobre el individuo, su juicio, el resultado del juicio si resulta en un veredicto de culpabilidad, el encarcelamiento, libertad condicional, información sobre la misma y más.

Los antecedentes penales pueden diferir según el estado, el municipio, la ciudad o el condado en el que se cree el registro. Cada estado tiene su propia política para almacenar, crear y documentar la información sobre un criminal condenado.

¿Qué contienen los antecedentes penales?

Los antecedentes penales contienen varios tipos de registros, así como información sobre el propio sospechoso. Lo siguiente, si es aplicable, puede encontrarse en un registro de antecedentes penales siempre que la persona detenida haya sido condenada por un delito. Los siguientes informes e información pueden encontrarse normalmente en un registro penal que no haya sido borrado o sellado, o que no haya sido indultado por un funcionario del gobierno.

  • Registros de arresto, órdenes de detención e información sobre el arresto
  • Información sobre el juicio, incluida la condena, la sentencia y la información sobre la libertad condicional
  • Información sobre el recluso, incluida la ubicación y la seguridad del centro de detención, la fecha de ingreso, la información sobre la fianza o la caución y la fecha prevista de liberación
  • El nombre, la fecha de nacimiento y otros datos personales del delincuente condenado
  • Datos de identificación, como fotos de la ficha policial, huellas dactilares, altura, peso, color de ojos y de pelo, y raza
  • Detalles del presunto delito o de la condena, como las circunstancias que condujeron a la detención.
Sigue leyendo:  Libertad bajo fianza ¿Qué es?

¿Se puede despedir a alguien con una acusación penal pendiente?

En la mayoría de los estados la respuesta es no. Sin embargo, si la acusación penal pendiente está «sustancialmente» relacionada con las condiciones de trabajo (como un delito de conducción para un trabajo que implique el manejo de un vehículo de motor), el empleado puede ser suspendido. Suele ser una infracción legal, en caso de que un empleador se niega a contratar a una persona condenada basándose únicamente en la condena.

¿Qué son las sentencias penales?

Las sentencias del tribunal penal son documentos relacionados con las sentencias y decisiones del tribunal en relación con un juicio penal. Pueden contener información sobre:

  • El tiempo de cárcel y prisión
  • Detalles sobre los servicios comunitarios
  • Información sobre la libertad condicional y la libertad vigilada
  • Detalles sobre los tribunales y seminarios obligatorios
  • Los derechos que deben perderse, etc.

Un ejemplo de esto sería la decisión de revocar los derechos de conducción de un individuo que ha cometido una infracción de tráfico grave. Otro, es cómo los delincuentes por delitos graves pierden su derecho a votar en las elecciones mientras cumplen su condena.

¿Qué ocurre durante un caso penal?

Cuando un individuo es acusado de un crimen, es el deber de la fiscalía probar, más allá de una duda razonable, que esa persona es culpable. Esto se resuelve en los juicios y en las audiencias. Los juicios penales se llevan a cabo tanto para delitos menores (menos a menudo) como para delitos graves (más a menudo). Un juicio a nivel estatal por un delito grave será diferente de un juicio a nivel estatal o del condado por lo mismo. El proceso general de un juicio penal procede como sigue.

Sigue leyendo:  Huellas dactilares y datos biométricos

Comparecencia inicial: Ocurre en la mayoría de los casos dentro de las 48 horas de un arresto. El juez tomará una decisión sobre si el presunto delincuente puede obtener la libertad condicional o la libertad vigilada, nombrará un abogado si no ha sido contratado por el acusado, anunciará los cargos previstos y fijará la cantidad de la fianza si procede.
Acusación: Se formulará una acusación formal cuando la fiscalía presente las pruebas al juez para que conozca el caso. En un caso en el que intervenga un gran jurado, éste decidirá en lugar del juez, si las pruebas sugieren una causa probable. Las acusaciones deben ser devueltas dentro de los 30 días de la detención o 14 días desde que la defensa fue internada en un centro de detención.
Comparecencia: Esta es la parte del proceso en la que se presentan los cargos oficiales. El acusado puede declararse culpable o inocente.
Acuerdos de declaración de culpabilidad: A la fiscalía le interesa demostrar que una persona es culpable. Si las pruebas u otros factores sugieren que un veredicto de culpabilidad no es seguro, la fiscalía puede ofrecer ciertos beneficios a cambio de que el acusado se declare culpable. Esto suele dar lugar a una sentencia más leve, o a la restitución de ciertos derechos, incluido el permiso para cumplir una sentencia fuera de la prisión o la cárcel.
El caso va a juicio: Si el acusado se declara inocente, y no se llega a un acuerdo, el caso irá a juicio, normalmente en los 70 días siguientes a la acusación. Los abogados de la defensa y de la acusación intercambiarán argumentos e intentarán convencer al juez (en el caso de una vista) o a un jurado (en el caso de un juicio). El jurado se levanta para debatir el juicio y dictar sentencia. Normalmente, el jurado debe ser unánime en su decisión.
Sentencia: Si se emite un veredicto de culpabilidad, el juez asignará un castigo. Esto incluye tiempo en la cárcel o en prisión, servicio comunitario, multas, restitución, y cualquier concesión como libertad condicional o libertad vigilada.
Apelación: Si la parte condenada considera que el veredicto es erróneo, puede apelar el caso ante un tribunal superior. Esto suele concluir (después de una o varias apelaciones) en el tribunal supremo del estado o, en casos raros, en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. La apelación puede ser denegada si el panel de jueces del tribunal supremo (a veces del tribunal de apelaciones) considera que está de acuerdo con el veredicto anterior. Sin embargo, si lo aprueban, el caso se volverá a juzgar en el tribunal superior en la mayoría de los casos.
Estos procedimientos se documentan en los documentos y registros del tribunal. Esto incluye los expedientes judiciales, las sentencias, los fallos, etc. Suelen estar en poder del tribunal que dictó la sentencia.

Sigue leyendo:  Prisiones ¿Cómo funcionan?

Siga leyendo:

Puntuación:
¡Comparte nuestro artículo!

Puntuación:

Deja un comentario

Consultar Antecedentes