Huellas dactilares y datos biométricos

Las huellas dactilares y los datos biométricos sirven principalmente para la comprobación de antecedentes.
El término «comprobación de antecedentes» puede referirse tanto a las comprobaciones basadas en el nombre (que utilizan la mayoría de las empresas de comprobación de antecedentes) como a las comprobaciones biométricas o de huellas dactilares (que utilizan principalmente las fuerzas del orden).

Los controles biométricos o de huellas dactilares, como el «Live Scan«, son obligatorios por ley para determinados sectores, y también se utilizan en las fuerzas del orden, pero este método tiene inconvenientes que muchos empresarios desconocen.

Controles basados en el nombre y datos biométricos

La mayoría de las comprobaciones de antecedentes previas a la contratación se realizan con un enfoque basado en el nombre.

Cuando las empresas de comprobación de antecedentes realizan una comprobación basada en el nombre, utilizan la información personal identificable (PII) del candidato para buscar antecedentes penales y otra información. La IIP no sólo incluye el nombre del candidato, sino también información como:

  • Fecha de nacimiento (DOB)
  • Número de Seguridad Social (SSN)
  • Número de licencia de conducir

La IIP del candidato permite a la empresa de comprobación de antecedentes buscar ampliamente información utilizando fuentes nacionales y locales. Si la comprobación da lugar a registros que coinciden con la IIP del candidato, esa información se utilizará como «indicador» de jurisdicciones específicas del condado, el estado o el gobierno federal. La empresa de verificación de antecedentes realiza entonces una búsqueda, en la fuente, en estas jurisdicciones.

Sigue leyendo:  Delitos graves y delitos menores

Como resultado de este proceso, las búsquedas basadas en el nombre pueden devolver información de las bases de datos nacionales y locales, así como de los tribunales federales y del condado, en cuestión de días.

¿Para qué sirven las huellas dactilares y los controles biométricos?

Ciertos grupos policiales, como la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), utilizan la toma de huellas dactilares u otros datos biométricos como forma de encontrar los antecedentes penales de los sospechosos. Las comprobaciones de la base de datos del FBI sólo están disponibles para los empleadores que tienen autoridad legal. En otras palabras, el acceso está autorizado por la ley, y no todas las partes pueden tener acceso.

La base de datos de huellas dactilares del FBI, al igual que muchas otras bases de datos de antecedentes penales, recoge información de fuentes policiales estatales y locales. Las comprobaciones devuelven un registro de identificación del FBI, que contiene información relacionada con las detenciones, el empleo federal, la naturalización o el servicio militar, es decir, los momentos en los que a un individuo se le habrían tomado las huellas dactilares.

Sin embargo, como la información de la base de datos está destinada a las fuerzas de seguridad y no a los empleadores, a menudo falta información como la disposición final de un registro.

Sigue leyendo:  Libertad bajo fianza ¿Qué es?

En otras palabras, puede revelar un registro de arresto, pero no mostrar que el arresto condujo posteriormente a un despido.

Según la National Association of Professional Background Screeners (NAPBS), las comprobaciones de antecedentes basadas en las huellas dactilares son una herramienta útil a la hora de llevar a cabo la investigación de antecedentes, pero no proporcionan un historial completo y no se debe confiar únicamente en ellas para obtener información completa y actualizada.

Diferencia entre las búsquedas basadas en el nombre y en las huellas dactilares

Aunque tanto el enfoque basado en el nombre como el basado en las huellas dactilares tienen pros y contras, está ampliamente aceptado entre los expertos en verificación de antecedentes, que las verificaciones basadas en el nombre son el método preferido para realizar búsquedas de antecedentes con fines de empleo o de selección de inquilinos. La principal excepción es la de los sectores o lugares que exigen por ley la búsqueda de huellas dactilares, e incluso en ese caso, deben utilizarse para complementar, no para sustituir, las búsquedas basadas en el nombre.

Tenga en cuenta lo siguiente al comparar la toma de huellas dactilares con la comprobación basada en el nombre:

  • El tiempo de respuesta es esencial para las investigaciones de antecedentes previas a la contratación. Al apoyar los calendarios de colocación e incorporación de sus candidatos, generalmente no querrá esperar más de lo posible para que las fuentes devuelvan la información.
  • Otra diferencia que se pasa por alto entre las comprobaciones de antecedentes basadas en el nombre y las huellas dactilares es el acceso a las instalaciones de toma de huellas dactilares. Como las comprobaciones de antecedentes basadas en el nombre no requieren la presentación física de datos biométricos, introducen mucha menos fricción en el proceso de incorporación. A las personas que viven en ciudades pequeñas y zonas rurales les puede resultar difícil y largo acceder a una instalación de toma de huellas dactilares.
  • La comprobación de antecedentes basada en el nombre tarda de tres a cinco días en completarse, mientras que los resultados de las huellas dactilares del FBI suelen tardar más, en algunos casos incluso semanas.
Sigue leyendo:  Antecedentes penales ¿Cómo limpiarlos?

En resumen, aunque la toma de huellas dactilares puede utilizarse como componente de las comprobaciones de antecedentes en determinados sectores regulados, no debe utilizarse como única fuente de información, ni considerarse una fuente exhaustiva de registros. Las comprobaciones basadas en el nombre devuelven datos más completos que las huellas dactilares, se completan más rápidamente y garantizan la máxima precisión posible de los registros.

Siga leyendo:

Puntuación:
¡Comparte nuestro artículo!

Puntuación:

Deja un comentario

Consultar Antecedentes